Golpe de Estado en Rusia podría atentar con los diálogos de paz que buscan terminar el conflicto entre Ucrania y Rusia

Imágen tomada de: GB News

Hoy 24 de junio, el presidente ruso Vladimir Putin acusó al líder del grupo mercenario Wagner, Yevgeny Prigozhin, de traición y de embarcarse en una rebelión armada para realizar un golpe de Estado. Según Putin, Prigozhin y sus hombres habrían planeado asesinar a altos funcionarios del gobierno ruso y tomar el control del Kremlin. Prigozhin, conocido como el “chef de Putin” por sus negocios de catering con el Kremlin, negó las acusaciones y amenazó con no solo establecer un campamento en Rostov, sino con dirigirse a Moscú si no se cumplen sus demandas militares.

¿Qué hay detrás de este enfrentamiento entre el líder ruso y el jefe de los mercenarios de Wagner?

Wagner es una organización paramilitar privada que opera en varios países en conflicto, como Siria, Libia, Sudán o la República Centroafricana. Se estima que cuenta con unos 10.000 combatientes, muchos de ellos exmilitares, exagentes de seguridad rusos, o incluso convictos que combaten con el fin de obtener su libertad. Aunque el gobierno ruso niega cualquier vínculo oficial con Wagner, se cree que la organización recibe apoyo financiero, logístico e incluso aéreo del Kremlin. Además, Wagner actúa defendiendo los intereses económicos y geopolíticos de Moscú en zonas estratégicas.

Prigozhin es el supuesto fundador y patrocinador de Wagner. Se trata de un empresario multimillonario que ha sido sancionado por su implicación en actividades ilícitas, y violaciones de derechos humanos. Prigozhin también es el dueño de la Agencia de Investigación de Internet (IRA), una “fábrica de trolls” que se dedica a difundir propaganda pro-Kremlin y a sembrar discordia en las redes sociales, a través de la desinformación.

La relación entre Putin y Prigozhin se remonta a cuando el primero era primer ministro y el segundo le servía comida en su residencia oficial. Desde entonces, Prigozhin se ha convertido en uno de los oligarcas más cercanos a Putin, beneficiándose de lucrativos contratos con el Estado y ofreciéndole servicios clandestinos a cambio de protección e impunidad.

Sin embargo, esta alianza parece haberse roto tras el fracaso de Wagner en Ucrania. Según informes de la inteligencia rusa, Prigozhin habría organizado un golpe de Estado contra Putin con el apoyo de algunos sectores descontentos del ejército y los servicios secretos. El plan consistiría en aprovechar la invasión rusa a Ucrania para desatar una guerra civil en Rusia, aprovechando el descontento social y el desgaste del régimen. Prigozhin habría reclutado a miles de mercenarios y milicianos para formar una fuerza rebelde que se enfrentaría al ejército leal a Putin.

La reacción de Putin fue acusar públicamente a Prigozhin de traición y ordenar su arresto. Sin embargo, Prigozhin logró tomar control de las instalaciones militares de la ciudad fronteriza con Ucrania, Rostov del Don. Desde allí, Prigozhin ha desafiado a Putin y a el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, y el jefe de las fuerzas armadas, Valery Gerasimov, junto a esto ha amenazado con marchar hacia Moscú con sus hombres armados.

¿Qué consecuencias podría tener para la estabilidad política y la seguridad regional?

Este escenario plantea un grave riesgo para la estabilidad política y la seguridad regional. Por un lado, Putin se enfrenta a una crisis interna sin precedentes, que podría debilitar su autoridad y su legitimidad. Por otro lado, la situación en Ucrania se complica aún más, ya que Prigozhin podría intervenir en el conflicto para socavar los esfuerzos diplomáticos y provocar una escalada bélica. Además, la presencia de Wagner en otros países podría generar tensiones y violencia, que atenten contra intereses económicos y políticos.

El posible conflicto que tendría lugar en Rusia tras la afirmación de Putin es una amenaza para la paz y la seguridad mundial. Se trata de un enfrentamiento entre dos actores que han utilizado la guerra y el caos como herramientas de poder e influencia. Es necesario que la comunidad internacional intervenga para evitar que este conflicto se salga de control y genere una catástrofe humanitaria y geopolítica.

Notas De Cristal Para Una Generación En Construcción

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Discover more from Revista Juventud

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading