PAZ TOTAL VS ZANAHORIA PARA LA GUERRA – Nulbio Restrepo Valencia | Revista Juventud

El actual
gobierno del cambio y además alternativo, ha comunicado en las últimas horas que
la compra de nuevos aviones de guerra que reemplazaran a los Kfir, que ya
entran en obsolescencia (vejez), se hará y en esa transacción se espera gastar
alrededor de 26 billones de pesos. Si 26 billones con B de Burro.


En campaña electoral, la campaña Petro criticó fuertemente el anuncio de compra de estos aviones para la guerra, en especial debido a los tiempos difíciles y a las prioridades sociales en un país que vivía y aún lo hace: Tener a su población al margen de la modernidad e inmersa en la exclusión y en un país que aún no se repone de los estragos socioeconómicos producidos por la pandemia y con millones de personas por debajo de la línea de pobreza. 


Los amigos de la compra de los tales aviones alegan que estos son absolutamente necesarios para la defensa nacional contra posibles ataques de países vecinos y son algo así como tener alarmas en un vecindario que rondan los ladrones, una especie de disuasorio para que no nos ataquen. Un dato para el análisis: Solo se han presentado tres incidentes en más de tres gobiernos y se usan estos aviones principalmente para perseguir temas de narcotráfico. La paz total se debe hacer con los países vecinos metiéndole el hombro a dialogar.  


Así como Estados Unidos considera la protección del Amazonas como un asunto de seguridad nacional y para eso entrega al país varios aviones y helicópteros para la defensa de esas vastas selvas, así debería ser en los temas de narcotráfico: Ser un tema de seguridad nacional y, por lo tanto, realizar los gastos en defensa e interdicción de drogas que deberían incluir entrega de aviones a países productores y de comercio de drogas ilícitas, pues además son ellos los mayores consumidores de sustancias alucinógenas. 


Costa Rica renunció hace 70 años a gastar en su ejército y a partir de ese momento esos recursos se destinaron a invertir en educación, ciencia, tecnología y en especial a la conservación de su biodiversidad; por lo anterior es un país modelo: Crece uno o dos puntos por encima de lo esperado en todos estos años, es modelo en turismo de naturaleza. 


Algunos analistas consideran que temas de implementación de los acuerdos de paz se quedaran cortos, como es la reforma agraria que busca entregar al menos tres o cuatro millones de hectáreas de buenas tierras para campesinos que no la tienen o la poseen en poca cantidad para ser productores competitivos. Es en tópicos como Educación, Matrícula cero para ingreso a la Universidad e inclusión de jóvenes en todos los ámbitos del quehacer socioeconómico que deberíamos invertir esos 26 Billones de pesos y a los Halcones de la guerra enviarlos a disfrutar de una delegación diplomática en el exterior para darles zanahoria y permitirnos construir un país al alcance de los jóvenes y los niños.



Una nota de cristal de: Nulbio Restrepo ValenciaAmbientalista graduado en ciencias agropecuarias de la universidad de Cundinamarca, administrador de empresas de la universidad del Tolima y la universidad del Quindío. Especialista en conservación y educación ambiental del instituto Durell y la universidad de Kent. Ha Sido director de amigos de la tierra de Colombia y miembro de organizaciones ambientalistas en Europa y estados unidos. Actualmente dirige Proyecto Roble.




Revista Juventud, Notas De Cristal Para Una Generación En Construcción.
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Discover more from Revista Juventud

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading